AMENITIES PARA HOTELES Y PRODUCTOS DE ACOGIDA       Amenities Frances   ;Amenities portuguese

amenities amenities

AMENITIES Y PRODUCTOS DE ACOGIDA PARA HOTELES

El superlujoso Hotel Mandarin Oriental inicia la fase de pruebas

07 de Septiembre 2009

Hay que ser muy valiente para abrir un hotel en Barcelona en el 2009. Y más aún si es de gran lujo. O hay que tener mucha confianza en el proyecto y la seguridad que proporciona el relumbrón de una marca, Mandarin Oriental (con más de una veintena de superhoteles en todo el mundo), sumada a la fuerza que otorga ubicarse en pleno paseo de Gràcia. El nuevo hotel de la cadena en Barcelona se abrirá al mundo, si no surgen complicaciones, a finales del próximo noviembre. Pero en el plazo de una semana la compañía hotelera de lujo ya entrará oficialmente en el inmueble (propiedad de Reig Capital Group) e iniciará las pruebas de las instalaciones y el rodaje de todo su personal. ¿Qué puede ofrecer Mandarin Oriental, especialmente en competencia con otra decena de propuestas de su categoría, y con el eco reciente del embargo de dos de sus competidores (Florida y Miramar)? Para empezar, el director del nuevo hotel, en el número 36-40, ya aporta solvencia y buen karma al proyecto. Es Lluís Marcó, con siete años (en dos etapas) al timón del Hotel Arts, incluido el periodo de lanzamiento, y con una larga experiencia en el extranjero. Marcó afirma que el Mandarin Oriental Barcelona se distinguirá por su «servicio de máxima calidad». El hotelero argumenta que son muchas las cualidades objetivas que permiten la obtención de las cinco estrellas (de las instalaciones al alojamiento), pero que el servicio no se siempre alcanza la misma excelencia. Y su cadena se ha hecho célebre por importar, desde Asia, el lujo que seduce a famosos, empresarios y vips de todo el mundo. «No es un lujo avasallador, ni recargado ni agresivo, sino encarado al servicio, y atento a proporcionar bienestar y placer», agrega Bel Natividad, directora de Comunicación del hotel. E insisten en que ser servicial no significa agobiar, sino deleitar al huésped dejándole espacio, con «tranquilidad y sutilidad», apunta Marcó. Para desarrollar la consigna, han hecho un cuidado casting de personal, con un saldo revelador: 160 empleados para atender 98 habitaciones y a sus efímeros moradores. Entre los fichajes figura un 70% de personal local, aunque también hay algunos llegados de países lejanos, formados ya en las filas de la cadena hotelera. «Hay un equipo muy bueno, entusiasta y positivo», como buscábamos, apunta su director. De hecho, los clientes objetivos de esta sede barcelonesa serán, en este orden, ingleses (que adoran la marca), estadounidenses y, por detrás, rusos y otros europeos. Su pequeño tamaño, para personalizar la atención, junto a su enclave, les lleva a pensar que, pese a la crisis, tendrán éxito.

ABIERTO A LA CIUDAD / Como ejemplo, el Mandarin nace con una tarifa mínima de 265 euros más iva, que garantice un nivel alto y «ser hotel de referencia» local, cuenta Marcó. Reuniones corporativas, altos ejecutivos y público de negocios son su target básico, aunque también abundará el turista vacacional, agrega la responsable de comunicación. Para seducir al huésped, el Mandarin Oriental Barcelona aportará habitaciones de 32 a 230 metros cuadrados y unos relajantes espacios interiores firmados por la interiorista Patricia Urquiola, en consonancia con la ciudad. Pero también un spa de 1.000 metros cuadrados, el restaurante general Blanc y el gastronómico Moments, una piscina panorámica (sin profundidad) en la terraza y otra para nadar, un gran patio interior de manzana a cargo de Beth Figueras y muchos espacios «abiertos a la comunidad», a la que también quieren tentar.

*Fuente extraida de ElPeriodico.com

Empresa | Catalogo | Productos | Paquetes | Noticias Subscripcion a Noticias | Sitemap | Contacto | Aviso Legal | Links
© Copyright 2005 - -2017